Represion en Kazajistan

Kazajstán: casi 8000 detenciones después de los disturbios, la intervención rusa «pronto» termina

Internacional

Las autoridades locales han reconocido una cifra oficial de muertos de varias docenas de actos de violencia la semana pasada.

Cerca de 8.000 personas han sido arrestadas después de una semana de disturbios en Kazajstán, anunció el gobierno el lunes. Estuvieron marcados por una represión implacable, que dejó decenas de muertos . «Al 10 de enero, 7,939 personas están detenidas por los órganos del (ministerio) del Interior», dijeron las autoridades. Se organiza un día de duelo nacional mientras se desconoce el número exacto de víctimas de la violencia.

A pesar de esto, señal de un retorno a una forma de normalidad, el transporte público es visible en las carreteras de la ciudad. Esta es la primera vez desde el inicio de la violencia, según los corresponsales de AFP en el lugar. Internet también es accesible nuevamente después de días de apagón en Almaty, la capital económica de este país de Asia Central donde los disturbios han sido más violentos.

Un movimiento de protesta comenzó el 2 de enero en el oeste de Kazajstán a raíz de un aumento drástico en los precios del combustible. Las protestas degeneraron en los días siguientes en Almaty en disturbios caóticos marcados por intercambios de disparos, saqueos de edificios públicos y saqueos de empresas.

El presidente Tokayev denuncia «intento de golpe de Estado»

Kazajstán presentó la violencia en Almaty como un ataque de «grupos terroristas» y expresó su descontento con la cobertura de los hechos por los medios internacionales. El Ministerio de Relaciones Exteriores dijo el lunes que crearon «la falsa impresión de que el gobierno de Kazajstán ha atacado a manifestantes pacíficos». Nuestras fuerzas de seguridad se enfrentaron a multitudes violentas que cometieron actos de terror descarados”.

Estos disturbios, los peores desde la independencia de Kazajstán tras la caída de la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas) hace apenas 30 años, llevaron al presidente del país, Kassym-Jomart Tokayev a pedir apoyo militar a la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (CTSC). ), encabezada por Moscú, la capital rusa. Rusia ha desplegado tropas como parte de un contingente multinacional de ex repúblicas soviéticas.

El lunes se organizó una reunión por videoconferencia de jefes de estado de miembros de la organización, incluido el ruso Vladimir Putin. En esta ocasión, el presidente Tokaïev aseguró que los disturbios asesinos fueron un “intento de golpe” liderado por “combatientes armados”. Dijo que sus fuerzas «nunca» dispararían contra manifestantes pacíficos. “Grupos de combatientes armados que estaban esperando el momento oportuno tomaron medidas. Su principal objetivo quedó claro (…) Fue un intento de golpe. «

Rusia no tolerará la «revolución»

Además, aseguró que la misión militar rusa está por terminar «pronto». “Muy pronto, la operación antiterrorista a gran escala llegará a su fin y con ella la exitosa y eficiente misión del contingente” de la CSTO. Dijo que se desplegaron 2.030 hombres como parte de esta misión después de su llamado de ayuda.

Vladimir Poutine, por su parte, también consideró que Kazajstán fue blanco de «terrorismo internacional». «Una vez que el contingente haya cumplido con sus funciones, se retirará del territorio de Kazajstán», dijo. Luego advirtió que Moscú no tolerará «revoluciones de colores» en la ex URSS, una frase recurrente utilizada para describir revueltas orquestadas por Occidente, según Rusia, en países ex soviéticos.

Deja una respuesta