Escritores Mexicanos

Los 7 escritores mexicanos más importantes de la historia

Cultura / Historia

En este artículo vamos a conocer a los 7 escritores mexicanos más importantes de la historia. México es la cuna de escritores de renombre internacional. Sus obras describen la cultura del pueblo mexicano de una manera única. A través de la cual entendemos los antecedentes históricos de este país, por lo que no serán ignorados en la vida de ningún mexicano.

En cuanto a la literatura, el siglo XX ha sido fructífero para el país, escritores mexicanos destacados se han destacado por sus obras y siguen vigentes en la actualidad.

Te dejamos los 10 mejores escritores mexicanos que debes leer:

Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana (1651 – 1695)

Para hablar de Sor Juana Inés de la Cruz, o Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana, su nombre real, debemos remontarnos al 12 de noviembre de 1648, que es su fecha de nacimiento.

Su nombre se debe a la orden religiosa a la que pertenece. Sin embargo, los mexicanos son considerados uno de los representantes más nobles de la época dorada de la literatura española.

Sor Juana Inés de la Cruz no solo es famosa por su ingenio y picardía en su escritura, razón por la cual a menudo se la compara con Quevedo, sino también por la versatilidad de su pluma. Es por ello que esta escritora no solo es reconocida por la crítica de la época por sus dramas. Destacan en todos “El peón de la casa”, sino también por su innovación en los sonetos y la poesía, siempre ha sido considerada una Los juegos de palabras de el maestro talentoso (usando sustantivos como verbos y verbos como sustantivos), y el maravilloso uso de muchos adjetivos como sustantivos individuales.

Solo un poema, Primero Sueño, fue escrito por iniciativa y placer del autor. Todo lo demás corresponde al cumplimiento de las promesas hechas con los personajes de la época que necesitaba su obra.

Sor Juana murió de una epidemia en la Ciudad de México el 17 de abril de 1695.

Leer también: Las 5 obras icónicas de Diego Rivera

Octavio Paz (1914 – 1998)

Octavio Paz ganó el Premio Nobel de Literatura en 1990 y es considerado uno de los poetas y escritores más destacados en español. Como reflejo de su vida, su literatura es experimental y cambiante. Desde que publicó su primer artículo a los 16 años, ha coqueteado con diversas tendencias.

Los críticos clasifican sus poemas en neomodernismo, surrealismo y existencialismo. Sin embargo, se considera flexible y no quiere ser catalogado como un deporte específico. Sus primeras obras se caracterizan por los colores sociales, que con el paso de los años se han vuelto cada vez más reflexivos e íntimos. En sus obras destacadas encontramos: El laberinto de la soledad (1950), Piedra de sol (1957) y Árbol adentro (1988).

Carlos Fuentes (1928 – 2012)

Aunque Carlos Fuentes Macías nació en Panamá el 11 de noviembre de 1928, pasó toda su vida en México. De hecho, sus padres son mexicanos. Es considerado uno de los escritores más importantes de América Latina en el siglo 20. Fuentes es el único escritor mexicano en la Organización Latinoamericana de Prosperidad, que también incluye a otros escritores destacados como Mario Vargas Llosa o Gabriel García Márquez.

Es autor de importantes novelas como “La muerte de Artemio Cruz” o “La región más transparente”, así como del Premio Rómulo Gallegos, Premio Miguel de Cervantes, Premio Asto de Literatura Príncipe Rías o de la Legión Francesa de Premio de Honor Además, es doctor honoris causa por numerosas universidades, entre las que destacan Harvard y Cambridge.

En la obra de Carlos Fuentes, debemos enfatizar la palabra caos de manera obligatoria. También era cierto que sus pensamientos y obsesiones se entrelazan en sus novelas, que fueron criticadas por muchos críticos literarios en ese momento como una trama caótica.

Carlos Fuentes es uno de los escritores mexicanos más prolíficos de su generación. No hace falta decir escritores mexicanos.

Hoy, para conmemorar, la Comisión Nacional de Cultura y Arte de México otorgó a Carlos Fuentes el Premio Literario Internacional, que se otorga el 11 de noviembre de cada año, fecha de nacimiento del escritor.

Juan Rulfo (1917 – 1986)

Además de escritor, también es guionista y fotógrafo. Es originario de Acapulco, sus obras están llenas de realismo y fantasía, con un toque sobrenatural y popular, y salvaron a la sociedad después de la Revolución Mexicana. Aunque sus obras literarias son ficticias, han salvado un trozo de historia y se han convertido en un espejo de las tradiciones y acontecimientos del pueblo mexicano. Se le considera uno de los principales representantes de la prosperidad de América Latina. Sus obras famosas son: El llano en llamas (1953), Pedro Páramo (1955) y El gallo de oro (1980)

Juan José Arreola Zúñiga (1918 – 2001)

Este es uno de los casos más emocionantes en autobiografía y educación, porque ni siquiera terminó la escuela primaria antes de convertirse en uno de los mejores escritores de México. Sin embargo, debido a su formación completamente autodidacta, llegó a la cima.

Durante su vida se vio obligado a realizar diversos trabajos, y poco a poco logró hacer lo que realmente le gustaba, es decir, escribir.

Además, también se ha desempeñado como traductor y es considerado escritor en la década de 1950, al igual que el próximo del que vamos a hablar: Emilio Pacheco.

Algunas de sus obras más destacadas y singulares son las conocidas como historias de fantasía y mini-ficción. Este último se caracteriza por una narrativa corta (un reflejo de la realidad y la ficción, y las delgadas líneas entre ellas) con metas lúdicas y rasgos de sátira y metaficción.

Rosario Castellanos (1925 – 1974)

Rosario Castellanos Figueroa es una de las mejores escritoras del siglo XX. Su labor como diplomática mexicana y su habilidad literaria han hecho que su habilidad y estilo sean reconocidos en todo el mundo.

Como diplomática, se concentró en condenar las diferencias entre hombres y mujeres, por un lado, y blancos e indígenas latinoamericanos, por el otro.

Origen de la literatura mexicana: desde ayer y hasta hoy

El proceso colonial que tuvo lugar en Estados Unidos en los siglos XV y XVI marcó la interrupción de la producción artística. Si bien en este artículo hablaremos de autores con carácter contemporáneo, vale la pena señalar que ya existía una cultura institucionalizada durante la formación de las civilizaciones náhuatl y maya en el altiplano, Yucatán y Chiapas.

Bajo una filosofía que mezclaba mitología, simbolismo y religión, aparecieron canciones y poemas como los del señor texcoco Netzahualcóyotl. El mundo maya también tiene una amplia gama de obras dramáticas, que expresan la cultura de las comunidades indígenas.

Sin embargo, el violento proceso colonial de la familia real española ocultó estas tradiciones y creó una nueva cultura: los criollos y mestizos de la Nueva España. Así, la institucionalización liberal de la cultura popular no se repitió hasta la independencia.

Aunque hubo diversas narrativas de los siglos XVI al XVIII, grandes escritores enarbolaron la bandera de México a lo largo del siglo XX. Con un fuerte sentido de la historia, salvan el pasado y la memoria, posicionándose en la literatura universal.

Deja una respuesta