Sábado, 29/11/2014 | 1:14 CST
La Jornada Jalisco
You are here:  / Opinión / Bocajarro

Bocajarro

post by related

related post

Salvador Cosío Gaona.- La iniciativa de reforma hacendaria, –que no es reforma, sino un simple parche fiscal en la búsqueda de más ingresos para el gobierno a costa de los contribuyentes–, está enfocada en una parte importante en recaudar cinco mil millones de pesos, imponiendo impuestos a las bebidas azucaradas, con el pretexto de la obesidad y sus gravosas consecuencias como la diabetes, pero olvidan entonces, si esa es la finalidad principal, gravar a muchos otros productos no básicos que contienen grandes cantidades de azúcar, lo que hace a la propuesta inequitativa y dejan de lado atenuar los golpes a la economía de las familias que dependen de estas industrias, como lo son abarroteras, azucareras, refresqueras y las “tienditas de la esquina”, –que prácticamente sobreviven con base a la comercialización de estos productos–. Si el gobierno quiere de verdad reducir la obesidad, debería empezar por la gubernamental.

El cardenal emérito de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez, –a quien se le vio arrogante como siempre en la tradicional romería zapopana–, presentó un tercer libro sobre sí mismo, con entrevistas realizadas por el argentino Andrés Beltramo Álvarez y cínicamente confiesa que lo hace para evitar que se le estigmatice como “bagre” u “ogro”, por sus excesos en el hablar y actuar.

Conocido su protagonismo y acendrado interés y proclividad a buscar incidir en relación a temas de su interés acorde a su formación ultraconservadora y gerencial, hay mucho cinismo de su parte cuando en vez de enfrentar sus actos, como la complicidad de tolerar la pederastia al haber conocido muchos casos y actuar sólo suspendiendo a los clérigos indiciados o cambiarlos de adscripción en vez de denunciarlos y entregarlos a la justicia penal ordinaria, ahora vuelve a confesar que conoció muchos más casos y narra cómo también su antecesor, Juan Jesús Posadas Ocampo, supo de ellos y los remitió a “curarse” al Proyecto Génesis o Alberione.

El libro y sus confesiones en él y a los medios de comunicación serán presentadas como pruebas supervinientes en las averiguaciones penales AG2M4-464/2009, AG3M4-3329/2010, en la Procuraduría General de la República (PGR) que están pendientes de consignar a un juez penal, aunque sabemos que seguirá protegido por el actual delegado de la PGR en Jalisco.

opinion.salcosga@hotmail.com
@salvadorcosio1

LEAVE A REPLY

Your email address will not be published. Required fields are marked ( required )

Otras Jornadas

Facebook

  • Tweets Recientes

    Instagram

    • La Jornada Jalisco

    Follow Us