Domingo, 23/11/2014 | 4:04 CST
La Jornada Jalisco
You are here:  / Jalisco / Toque de queda en Quitupan: la policía ‘desaparece’ a las 9 pm

Toque de queda en Quitupan: la policía ‘desaparece’ a las 9 pm

La policía municipal de Quitupan no cuenta con recursos suficientes para enfrentar al crimen organizado, admite el alcalde Iraldo Contreras Aguilar. foto Notimex

Mauricio Ferrer.- Cada día, a las 9 de la noche en Quitupan, la gente no debe salir de casa. Los negocios a esa hora deben estar cerrados. Y quien no haga caso de la advertencia hecha por las propias autoridades municipales, ya es bajo su propio riesgo, dice el alcalde, el priísta Iraldo Contreras Aguilar.

“No es que esté feo el asunto, estamos tranquilos. El único percance que ha habido es el del sábado pasado. Aquí la policía está en su oficina a las 9 de la noche. La demás gente, yo ya hablé con ella, con los negocios, el que quiera estar después de las 9 de la noche, no cuenta con el apoyo del ayuntamiento por que no tenemos con qué. Si nos hablaran para un enfrentamiento a media hora de la cabecera, la policía tendría que ir en taxi”, relata Contreras.
Quitupan, con 8 mil 610 habitantes, según datos del Consejo Estatal de Población, es uno de los 10 municipios que conforman la región Sureste de Jalisco. La decena colinda con Michoacán. Y en los últimos días la zona se ha vuelto un referente nacional en cuanto a inseguridad pública: en Ayotlán mataron a cuatro policías, en Pihuamo a otros cuatro y apenas anteayer, había una discusión en los medios de comunicación, sobre la presunta muerte de 18 personas. En Quitupan, el sábado anterior, un enfrentamiento dejó a tres policías lesionados.

“Bendito Dios no hemos tenido ninguna baja. Hubo tres policías heridos, ya dos están de alta y el resto estable. Nosotros no nos metemos mucho con esa gente, no tenemos estructura ni equipo, hacemos lo mejor que se pueda. La gente debe meterse temprano, pero si no se quiere recoger (sic) temprano, no podemos hacer nada. Se oye feo que lo diga como presidente municipal, pero es como ponernos contra Goliat”, dice desde la bocina telefónica el alcalde priísta.

Para los miles de habitantes de Quitupan, solo hay 19 policías. Nueve entran en un turno. 24 horas después, ingresan los otros nueve; más el director de Seguridad Pública. Dentro de lo que cabe, sólo un policía ha renunciado.
El problema, según Contreras Aguilar, es que ni el gobierno estatal ni el federal ha volteado a ver lo peligroso que se ha convertido la región.

“No tenemos equipo, no tengo ninguna patrulla. Las únicas dos patrullas las recogió el Ministerio Público porque están balaceadas. No tengo siquiera para ir y mandar un oficio a cinco minutos de aquí. La policía tiene que ir caminando”, agrega.

Iraldo Contreras evita mencionar a tal o cual cártel que acecha la región. Dice que él no caerá en el error de otros colegas, de decir si fulano o sutano son los que pelean la plaza. Sólo revela que “son tres grupos”, pero que hasta no estar seguro de cuáles son, él no abrirá de más la boca.

–En síntesis, su policía no tiene con qué enfrentar a los grupos delincuenciales, que imagino, han de llegar con super armas–, se le comenta.

–Eso lo sabe todo mundo. Es el pan diario: arsenales, lanzagranadas, qué hacemos con eso cuando tenemos pistolitas 38 que tienen más de 10 años que no se disparan. Estamos en mucha desventaja. Las unidades que tenemos, a lo mucho llegan a los 70 kilómetros por hora, cuando ellos traen acá sus cuatro por cuatro, motores de tantos cabalos de fuerza–, dice.

Remata: “acá nosotros estamos tristes y abandonados, con el Jesús en la boca”.

LEAVE A REPLY

Your email address will not be published. Required fields are marked ( required )

Otras Jornadas

Facebook

  • Tweets Recientes

    Instagram

    • La Jornada Jalisco

    Follow Us