Sábado, 20/12/2014 | 1:25 CST
La Jornada Jalisco
You are here:  / Opinión / Uncategorized / Plaza Liberación

Plaza Liberación

post by related

related post

No te oigo María, ¿traes tenis?
Quien parece que ya va a perder todas las formas y el disimulo es el gobernador Emilio González Márquez  quien se convertirá en un porrista oficial de su partido ante el temor de que el PAN pierda el poder tanto a nivel estatal como federal.  Ayer durante un acto para “promover el ejercicio” donde se regalaron tenis  a habitantes de la Colonia San Isidro, todo apuntó a que como ya vimos que le gusta a los blanquiazules, se realizó todo un montaje mediático, pues todo se desarrolló  como bajo guión preestablecido.
A los vecinos les dijeron que tenían que apoyar al PAN, uno de los diálogos “improvisados” se dio en una casa “prestada” donde los que hablaron fueron miembros de una familia que no vivía ahí. Bien dicen que la desesperación atropella al sentido común, total, si ya hasta el presidente Felipe Calderón les puso el mal ejemplo diciendo que aprovechará antes de que el coche se les convierta en calabaza, no podemos esperar que Emilio se quede atrás. ¡Y espérense para lo que viene, porque seremos inundados de mensajes oficiales!

El villano favorito
Cuando Enrique Alfaro rompió con Raúl Padilla hizo dos movimientos clave. Por un lado le ofreció plazas y posiciones a Quirino Velázquez, tantas y suficientes para que Quirino también rompiera con Padilla.

El otro audaz movimiento, en realidad se gestó meses antes, pero se materializó durante esos días. Alfaro registró, por medio del entonces secretario general del PRD, Ismael El Pope del Toro, una planilla; mientras tanto el presidente del PRD, Antonio Magallanes, registraba otra planilla.

Los consejeros, compañeros del viaje a Cuba, hicieron fuerte a Alfaro, obligando a Padilla a ceder espacios en la planilla. El Grupo Universidad optó por ceder espacios, pero asegurando la sindicatura, donde propusieron a Alberto Uribe, quien en ese momento trabajaba con Alfredo Peña en la Secretaría General de la UdeG y antes colaboraba con Leobardo Alcalá, quien en ese momento era regidor de Guadalajara. De hecho, Uribe coordinó la campaña de Alcalá Padilla.
El Grupo Universidad consideró que con Uribe en un lugar estratégico como la sindicatura tenían un seguro ante emergencias, pero no fue así. Uribe pronto dio la espalda a sus impulsores y se alineó con Alfaro.
Jalar para sí a Quirino y a Uribe, en su momento fueron movimientos claves para que Alfaro pudiera romper con Padilla, por eso no es admisible que Alfaro quiera tomar el pelo, por medio de El Pope del Toro, con el cuento de que detrás de Quirino está Raúl Padilla.
Se supone que El Pope del Toro tiene licencia a su cargo, pero declara sobre actos de autoridad. Señal que en Tlajomulco por un lado hay autoridades formales, que son las que cobran la quincena, y por otro lado hay un poder real, que toma decisiones, que manda golpear regidores y que termina dando las explicaciones.

plazajornada@gmail.com

LEAVE A REPLY

Your email address will not be published. Required fields are marked ( required )

Tweets Recientes

Instagram

  • La Jornada Jalisco

Follow Us