Martes, 25/11/2014 | 5:06 CST
La Jornada Jalisco
You are here:  / Opinión / Opinión / Blog: Una ciudad con muchos colores

Blog: Una ciudad con muchos colores

post by related

related post

Mariana Zaragoza.- Me gusta Guadalajara porqué está despertando. Los cambios en la ciudadanía son muchos, y cada día somos más las personas que entendemos la importancia de nuestra participación en un proyecto de ciudad: en acciones creativas salimos a recuperar el espacio público, que se nos ha quitado. Guadalajara está despertando, aunque muchas veces no se note y a pesar de que la mayoría de las veces los políticos vean por intereses ajenos a los de la ciudadanía, y en sus decisiones hayan optado por destruir la ciudad.

 

En Guadalajara vivimos muchas personas muy diferentes. El reto es que al demandar una ciudad incluyente, también demandemos una ciudadanía incluyente. No sólo basta con tener los espacios públicos que generen los encuentros con los demás para que nos reconozcamos entre nosotros y nosotras, sino también es importante reconocer y buscar reconocer a aquellas personas que no se ven, que están fuera de los ojos de la ciudad, en primer lugar porque la ciudad así está diseñada y en segundo porque con nuestra indiferencia no nos damos cuenta de que están aquí y esa es una forma de marginación.

 

Un ejemplo muy claro de esto, es el de los grupos de migrantes indígenas que por diferentes razones han tenido que salir de sus comunidades con la idea de venir a la ciudad a mejorar su calidad de vida. En Guadalajara viven muchos migrantes de todas partes de México. Se estima que nuestra ciudad es receptora de migración interna y las razones, en su mayoría, se deben   a cuestiones económicas: con el propósito de vender artesanía o por el trabajo en la construcción.

 

Lo curioso es que la mayoría de estos grupos indígenas viven en el municipio de Guadalajara y en Zapopan y sufren un alto índice de marginación al no contar con los servicios básicos, como el agua. Más interesante aún es que muchos de estos grupos ni siquiera viven a las afueras de la ciudad: viven en el corazón de Guadalajara.

 

Día a día vemos a los indígenas vender sus artesanías en la calle, escuchamos hablar de sus comunidades y reconocemos la importancia de la supervivencia de su cultura a través de las diferentes luchas que ejercen los diferentes grupos indígenas. Pero la preservación de estas culturas también depende mucho del modo de vida que tengan en la ciudad, del acceso a los servicios básicos y las herramientas que se puedan adquirir para su desarrollo, tomando en cuenta que la mayoría de estos grupos tienen el objetivo, en algún momento, de regresar a sus comunidades.

 

Una ciudad más rica culturalmente hablando, es aquella que aprende a vivir en la diferencia y a dialogar con ella. Esta diversidad  debe de ser tomada en cuenta en la demanda de una ciudad incluyente. Me parece muy importante crear las condiciones para que los grupos indígenas puedan venir a la ciudad y conservar sus culturas, enriquecerse del contacto con la ciudad para que la supervivencia en la ciudad no dependa de la asimilación cultural, y que sea un caldo de cultivo que genera un circulo de violencias que después se busca terminar con más violencia.

 

La diversidad cultural es tan importante como lo es la diversidad biológica para nuestro ecosistema. De nuestras acciones depende conservarla y hacerla parte de nuestra vida para construir una ciudad en donde puedan vivir y convivir todas y todos.

@marianitsg

LEAVE A REPLY

Your email address will not be published. Required fields are marked ( required )

Otras Jornadas

Facebook

  • Tweets Recientes

    Rate limit exceeded. Please read document to config it correct.

    Instagram

    • La Jornada Jalisco

    Follow Us